50 sombras de Grey… o la Bella y la Bestia?

He oído de todo estas últimas semanas respecto al nuevo fenómeno de la temporada, el más que esperado estreno de “50 sombras de Grey”, sí amigos de toda índole, la dichosa película al fin llegó y hordas de mujeres de todos los colores y procedencias, corrieron a los cines de sus ciudades y pueblos, como adolescentes carpeteras lo hacían antes para el estreno de Crepúsculo (ni que decir tiene que yo también la vi… sólo por documentarme para este post, no por otros motivos… que yo me tomo yo muy en serio a mis lectores…).

christian-grey-anastasia-01

Las críticas, sin embargo, no se han hecho tanto de rogar como la peli, que si incita al maltrato por aquí… al acoso por allá, que si perpetúa la violencia de género… y yo os digo… ¿en serio?, esperad un poco… voy a seguir riéndome un poquito más. Si quieren buscar culpables deben ir algo más allá en el tiempo… 50 Sombras de Grey, esa famosa trilogía con la que cuentan las librerías de mujeres de todo el globo, no es más que una versión actualizada y bastante más morbosa de La bella y la Bestia, pero no de la retorcida novela no, de la de Disney, y es tan evidente, que no me explico como no le están reclamando a la escritora derechos de autor… pero no quiero dar ideas…

¿Como, no me creéis? puedo probarlo… a ver… la bestia es un ser atormentado por su pasado (mira! que casualidad! como Christian Grey!), vive en una mansión porque es muy rico (casualidad no?, Christian Grey tiene helicóptero… helicóptero!! ejem… no comento), la bestia no sonríe, está como enfadado todo el tiempo y vive apartado de todos (el tal Grey no sonríe ni cuando le sacan fotos y en cuanto a la distancia… la gente comenta que no tiene corazón…vale, vale, yo me callo pero…). La bestia es fea… (no, en esto va a ser que no se parece, las mujeres no corren a los cines si el prota es feo, eso es así, así que hago unos ajustes en la historia por aquí… y unos retoques por allá y ¿que me sale? ah, un amo ¿WTF?, venga, parad de reír, un dominante en busca de su sumisa es el bombonazo del s.XXI, antiguas que sois unas antiguas…

nombreadam jamie-dornan

Seguimos aquí y me diréis… son casualidades… solo por eso no se puede decir que es un plagio… y yo os digo ¿queréis más?… pues sigo… ejem… Bella no es como las otras chicas… a pesar de ser el bombón más cotizado del pueblo no sale con chicos y se pasa el día leyendo libros (Anastasia Steel estudia literatura inglesa…pffff), Bella es inocente, pura y virginal, vamos, que es virgen… (por supuesto Ana, que también es una mujer de bandera, ha debido vivir encerrada en una burbuja porque tampoco ha conocido varón, según ella, porque no ha encontrado al príncipe azul… ay! pero cuanto daño ha hecho Disney!, y lo sigue haciendo!). Las dos son dulces y calmadas (como somos todas las mujeres actuales… ejem…no quiero desviarme del tema…).

descarga 50-Shades-Dakota-Johnson-Anastasia-Steele-Hair

El caso es que, y aquí viene lo bueno, un beso de amor de Bella consigue cambiar a la bestia… Ohhhh, que bonito… (el cuarto de juegos es la licencia que se toma 50 sombras respecto al cuento…ya se sabe que las mujeres adultas nos gusta un meneo de vez en cuando…) y al final, la bestia deja de ser bestia y se convierte en el príncipe encantador que siempre fue, pero que tenía escondido tras esa fachada de bestia, así que chicas, ya sabéis, si queréis conseguir un príncipe azul que os azote en un cuarto de paredes acolchadas en fondo rojo de vez en cuando he aquí mi consejo: solo tenéis que coger un libro porque queda cool que te vean con uno, mantenéos vírgenes hasta que él llegue a desfloraros, ser calmadas y dulces, y si le queréis de verdad, someteos a sus deseos porque a los chicos como él les gustan sumisas… vamos, de lo más fácil.

Y, si por el contrario, no pensáis hacer ninguna de esas cosas, al menos pasad este post a vuestras amigas, a las de verdad, a ver si entre todas conseguimos que dejen de contarnos como es un final feliz y escribimos cada una el que nos plazca, con o sin látigos de por medio, que eso va al gusto.

Anuncios