Yo y mi manual, un año después

Aterrizamos en WordPress hace un año mi manual y yo, llegamos por casualidad, revisando lo que escribí entonces al presentarme se le plantaría una sonrisa a cualquiera, de esas nostálgicas que consiguen transportarte a un momento determinado en tu vida. Era mi proyecto de autoconocimiento y crecimiento personal, sonaba divertido… y difícil, inocente también pues por mucho que uno se investigue nunca deja de sorprenderse.

recuerdos_by_ch0fis-d45o2pv

Pues bien, un año después, con 31 entradas a mis espaldas y más de 5.000 visitas (que no dejaré de agradeceros), sigo en el mismo punto del que partí, es decir, lo sigo intentando señores… que no es poco.

Volviendo la vista atrás descubro que, a mis 35 años (que los tengo y bien cumplidos), no me reconozco en la niña de 13 años continuamente enfadada que era yo cuando empecé el instituto, ni en la loca de 25 que se licenció en derecho porque periodismo no se impartía en su ciudad, de hecho, me gustaría poder volver atrás, y decirle a la primera que no había razón para estar tan asustada, y a la otra que uno tiene que luchar por las cosas que quiere, y a las dos que abrazasen más a mamá porque llegaría el día en que no podrían. Pero todo eso lo aprendí con el tiempo, y ese no vuelve.

Conocerse es descubrir que eres mil personas a la vez, eres todas ellas y ninguna, una cuando te acuestas pero nunca la misma al levantarte… pero ¿llegamos alguna vez a saber quienes somos realmente?, dice el dicho que para conocerte realmente a ti mismo tienes que viajar a un lugar donde nadie sepa tu nombre… entonces… ¿este blog sería eso no?… ¿mi viaje?. Estos días he releído entradas del blog, de sus inicios y ha sido una sorpresa, como si ya no recordase que yo he sentido esas cosas, como si fuera otra persona la que me las estuviese contando… bienvenido seas blog, feliz cumpleaños.

Tarta-cumpleaños-554x367

Anuncios