La familia que elegimos

La familia no se elige, nacemos y crecemos rodeados de unas personas cuyos destinos están ligados al nuestro, a unos nos marca su presencia y a otros su ausencia, podemos odiarlos y quererlos a la vez… pero no los elegimos.

Elegimos a nuestros amigos, a la gente con la que queremos compartir un trocito de nosotros mismos, a quienes contamos locuras y cosas que ni se nos pasaría por la mente contarle a los que no elegimos. Que nos acompañan porque quieren y porque queremos. Que nos conocen con todo lo malo, y a quienes muchas veces, descuidamos.

Y pataleamos, y nos cuestionamos porqué no están disponibles cuando nos pasa algo que para nosotros es el fin del mundo, y no pensamos que tal vez el fin del mundo llegó para ellos no hace mucho y nosotros no estábamos disponibles, estábamos ocupados.

Debemos cuidar a la familia que elegimos, porque su destino está ligado al nuestro solo si permanecemos al lado.

amigo

Anuncios